Visitando el Museo

Estándar

Hace dos semanas lleve a un grupo de estudiantes de Secundaria al Museo de Ciencia de Londres, no muy lejos del impresionante Museo de Ciencias Naturales en Kensington, justo a la mano izquierda de este.  Es la primera vez que enseño en una Escuela solo para chicas. La mayoría de las niñas que atienden mi escuela son de origen Arabe o Pakistani y seguidoras del Islam, y esto es de esperarse ya que la zona donde queda mi trabajo es un área predominantemente poblada por refugiados políticos de lugares como Irak, Afghanistan, Somalia, y otros países de origen Musulman, personas inmigrantes que han dejado detrás sus tierras, buscando asilo y refugio en este país. Es así que me encuentro con un gran grupo de adolescentes que se cubren el cabello con la  famosa Hijab. Símbolo de castidad, ‘prohibido ver el cabello de una mujer’, de acuerdo a códigos musulmanes.  Desde un punto de vista didáctico y profesional, nada debería cambiar. Soy la profesora y ellas mis alumnas, dependen de mi para aprender, memorizar, motivarse, superar los grados. etc Pero sin embargo algo cambia, me encuentro en situaciones donde tengo que medir mis palabras, estudiar cuidadosamente como voy a presentar temas como la Reproducción del ser humano, la Evolucion de las Especies, la Creación y Expansión del Universo como consecuencia del Big Bang.  Me encuentro perdida cuando estoy hablando del Sistema Endocrino, y tengo que usar  las palabras como ‘testículos’, ‘testosterona’ o ‘funcionamiento sexual’.   Estas niñas me miran como si no tuviera pudor, como si no me importara que lo están pasando mal. Porque lo estoy viendo en sus rostros.  Y si me importa, pero al mismo tiempo no puedo evitar criticar mentalmente, al sistema de vida que han llevado antes de establecerse en el Reino Unido. Me refiero al ámbito en el  que estas niñas se han criado, la represión de ideas e incluso pensamientos, negando la esencia del ser humano, no poder expandir sus conocimientos gracias al fanatismo de la religión…

Volviendo a la visita del museo, estaba yo con un grupo de chicas de 12/13 años de edad mirando los galeones de siglos pasados y la evolución de los barcos a través de la historia,  cuando una de ellas me dice:’ Miss, hay la efigie de una mujer enseñando los pechos en la proa de un barco. Me da mucho asco, me disgusta ver la desnudez femenina’.    En ese momento pensé decirle, es una sirena y no hay nada malo con mostrar el cuerpo desnudo, es también una expresión de arte. Pero me mordi la lengua y me invente una historia mitológica para justificar la desnudez mostrada tan espontáneamente en el barco, una historia fantasiosa que ni yo misma crei. Espero que no le cuenten a la profesora de Historia y yo quede como una fraude jajajaja  Bueno, tampoco es mi trabajo convencer a mis estudiantes, ni influenciar su modo de pensar, que para eso ya tienen a sus padres.  Un reto diario, la que me espera… El dia  que haya reunión de padres de familia, ese dia escapare de la Escuela antes de tiempo, no quiero imaginarme  cuando se sienten al frente mio una tia vestida con una Burqa de color negro y un tio con barba abundante y gorrito blanco,  y me pidan explicaciones o quizás me  acusen  de liberalista y pecaminosa…no se, mejor salir corriendo!

http://www.youtube.com/watch?v=FRLHro9EPD0

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s